El apéndice es un órgano pequeño, en forma de tubo, unido a la primera parte del intestino grueso. Está ubicada en la parte inferior derecha del abdomen y no tiene ninguna función conocida.

La apendicitis es causada por un bloqueo en el interior del apéndice. Este bloqueo provoca un aumento de la presión, problemas con el flujo de la sangre e inflamación.

Con el aumento de la presión el apéndice puede romperse y diseminar la infección hacia el abdomen. Esta condición se llama peritonitis. El síntoma principal es dolor en el abdomen, generalmente del lado derecho que va empeorando con el correr del tiempo.

Otros síntomas pueden ser:

     • Distensión del abdomen

     • Pérdida del apetito

     • Nausea y vómitos

     • Estreñimiento o diarrea

     • Incapacidad para eliminar gases

     • Fiebre

Hay que tener en cuenta que no todas las personas con apendicitis tienen estos síntomas.

La apendicitis es una urgencia. El tratamiento casi siempre implica la extirpación del apéndice. Cualquier persona puede padecer de apendicitis pero se presenta con mayor frecuencia en las personas de entre 10 y 30 años.