Las enfermedades digestivas son trastornos del aparato digestivo, que algunas veces se denomina tracto gastrointestinal (GI).

En la digestión, el alimento y las bebidas se descomponen en pequeñas partes (llamadas nutrientes) que el cuerpo puede absorber y usar como energía y pilares fundamentales para las células.

El aparato digestivo está compuesto por el esófago (tubo de alimento), el estómago, los intestinos grueso y delgado, el hígado, el páncreas y la vesícula biliar.

El primer signo de problemas en el aparato digestivo con frecuencia comprende uno o más de los siguientes síntomas:

     • Sangrado

     • Distensión

     • Estreñimiento

     • Diarrea

     • Acidez gástrica

     • Incontinencia

     • Náuseas y vómitos

     • Dolor en el abdomen

     • Problemas para tragar

     • Aumento o pérdida de peso


Una enfermedad digestiva es cualquier problema de salud que ocurre en el aparato digestivo. Las afecciones pueden ir de leves a serias. Algunos problemas comunes abarcan cáncer, síndrome del intestino irritable e intolerancia a la lactosa.


Otras enfermedades digestivas abarcan:


     • Cálculos biliares, colecistitis y colangitis

     • Problemas rectales, como fisura anal, hemorroides, proctitis y el

            prolapso rectal.

     • Problemas del esófago, como estenosis (o estrechamiento),acalasia  y

           esofaguitis

     • Problemas estomacales, incluyendo: gastritis, úlceras gástricas  

           usualmente causadas por infección por Helycobacter Pylori y cáncer.

     • Problemas hepáticos, como hepatitis B, hepatitis C, cirrosis,

            insuficiencia hepática y hepatitis alcohólica y autoinmunitaria

     • Pancreatitis y seudoquiste pancreático.

     • Problemas intestinales, como pólipos y cáncer, infecciones, celiaquía,

           enfermedad de Crohn, colitis ulcerativa, diverticulosis, malabsorción,

           síndrome del intestino corto e isquemia intestinal.

     • Enfermedad del reflujo gastroesofágico (ERGE), enfermedad de úlcera

            péptica y hernia de hiato.


Los exámenes para los problemas digestivos pueden abarcar colonos copia, endoscopio de vías digestivas altas, endoscopia con cápsula, colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE) y ecografía endoscópica.


Muchos procedimientos quirúrgicos se llevan a cabo en el aparato digestivo. Estos abarcan intervenciones realizadas usando endoscopia, laparoscopia y cirugía abierta. Se pueden realizar trasplantes de órganos en el hígado, el páncreas y el intestino delgado.


Muchos proveedores de atención médica pueden ayudar a diagnosticar y tratar los problemas digestivos. Un gastroenterólogo es un médico especialista que ha recibido formación adicional en el diagnóstico y tratamiento de los trastornos digestivos.