Es un método para llevar a cabo una cirugía mediante el uso de pequeñas herramientas que van pegadas a unos brazos robóticos. El cirujano controla los brazos robóticos desde una consola.

La cirugía robótica es similar a la cirugía laparoscópica. También puede llevarse a cabo a través de incisiones quirúrgicas más pequeñas que con la cirugía tradicional abierta. Los movimientos pequeños y precisos que son posibles con este tipo de cirugía brindan algunas ventajas sobre las técnicas endoscópicas normales.

El cirujano puede hacer movimientos precisos y pequeños mediante este método. Esto le permite realizar un procedimiento a través de una incisión pequeña que alguna vez solo podía hacerse con una cirugía abierta.


Una vez que el brazo robótico se coloca en el abdomen, es más fácil para el cirujano usar los instrumentos quirúrgicos que con la cirugía laparoscópica a través de un endoscopio.


El cirujano también puede ver más fácilmente la zona donde va a operar. Este método igualmente le permite moverse de una manera más cómoda.


La cirugía robótica puede tardar más tiempo en llevarse a cabo, debido a la cantidad de tiempo que se necesita para preparar el robot. Además, es posible que muchos hospitales no tengan acceso a este método. Sin embargo se está volviendo más común.